Mahmoud A. Sarhan, un estudiante que un día cualquiera decidió visitar un zoológico, jamás se imaginó que las cebras que iba a visitar no eran reales. Se trataba de burros que habían sido pintados con rayas negras para tratar de engañar a los visitantes.

Lo que no tuvieron en cuenta los empleados del zoológico de El Cairo es que las altas temperaturas derretirían la pintura que estaba sobre los animales, quedando al descubierto quese trataba de burros y no de cebras.

Quien descubrió todo fue Mahmoud A. Sarhan el cual no entendía por qué las líneas negras de los animales se iban derritiendo, a tal punto de invadir la parte blanca de los animales.

Sorprendido, el hombre decidió publicar las imágenes en su cuenta en Facebook para que otros visitantes no vayan a caer en la trampa de este zoológico. 

El hombre, quien decidió hablar para el medio local ElWatan News, dijo que por el momento este zoológico no se ha pronunciado por las fotografías publicadas y que se volvieron viral en redes sociales.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST