Pocas personas son tan arriesgadas como esta mujer de Nueva Zelanda quien en una atracción turística de su país quiso provar la adrenalina que se puede sentir al lanzarse al vacio desde más de 50 metros de altura.

(MIRE TAMBIÉN: Por eso eso no es buena ir de vacaciones a la playa)

RELATED POST