Le tocaba…

Una muerte absurda le llegó a un joven de 29 años en Rusia, luego de morir aplastado por ladrillos mientras grababa con su celular la demolición de un edificio.

Yevgueni Titov, como se llamaba este joven, no se esperaba con que los ladrillos alcanzaran el lugar desde donde estaba viendo la demolición. Los ladrillos rebotaron en el piso y le causaron heridas de gravedad en todo el cuerpo, luego fue trasladado a un hospital donde falleció, informó el portal RT.

Titov estaba casado y tenía una hija de 3 años.

RELATED POST

Comments are closed.