🙁

Desde hace quince días, Huang Huang como fue llamado este perrito, llega puntual a una de las paradas de bus en China en busca de su dueño.

En el video cuentan los conductores que el perro pasa casi diez horas diarias en el mismo lugar olfateando como si esperara a su amo, luego de no encontrarlo empieza a llorar.

al principio pensaron que el perro tenía hambre y por eso se subía a los buses, pero después, cuando vieron que su rutina era de todos los días y no en busca de comida, sacaron la conclusión que Huang Huang busca a su dueño.

RELATED POST