El famoso equlibrista norteamericano Nik Wallenda, cruzó el Gran Cañón en Arizona caminando sobre un cable de acero de 5 centímetros de espesor y de 716 de longitud suspendido a unos 460 metros de altura, sin arnés ni red de seguridad.

Con esta hazaña, Wallenda consiguió el record guiness al ser el primer hombre en cruzarlo.

RELATED POST