¿Hasta dónde podría llegar la borrachera de una persona?, no lo sabemos. Lo único cierto es que después de ser arrollado por un tren, a la altura del puente del barrio Bastidas, en Santa Marta. Jaime Dangond, un habitante de la costa colombiana se salvó de milagro y pudo contar su peculiar historia.

(SIGUE LEYENDO: A finales de 2018 estará funcionando el nuevo Coliseo El Campín)

No solo por los milagros que ocurren a diario alrededor del mundo, sino en parte por los primeros auxilios que le brindaron los paramédicos de la Red de Urgencias de la Costa, RUC, quienes se encargaron de llevarlo hasta la clínica Bahía.

Cabe resaltar que en el video que fue proporcionado a un diario local solo se alcanza a detallar: “Quita la mano del riel, baja la cabeza, quédate quieto que van a mover el tren”

RELATED POST