Este zorro fue rescatado cuando colgaba de un puente siendo un cachorrito. Su felicidad demuestra que, pese a todo, no le guarda ningún rencor a los humanos.

RELATED POST