Cuando muchos pensábamos que a los pervertidos nunca les salía el tiro por la culata, un sujeto en un vagón del metro de Singapur padeció su ‘peor’ pesadilla cuando intentaba filmar a una de las pasajeras y terminó delatándose a sí mismo.

(TE INTERESA: Intento de violación quedó registrado en video)

No solo por culpa del reflejo de una de las ventanas sino por que Uma Mageswari, lo estuvo grabando ‘a escondidas’. Tal y como se puede apreciar en las siguientes imágenes con las que la policía local pudo capturar al repugnante sujeto y hacerlo pagar por sus fechorías.

RELATED POST