¡Sorprendente!

Como ya es costumbre en los acróbatas, en cada acto desafían la muerte.

Esta vez el turno fue para el chino Aisikaier Wubulikasimu, quien decidió retar a la muerte al caminar sobre una cuerda floja de 18 metros de largo, extendida entre dos globos aerostáticos.

Haz click –>acá <— para ver el video

El riesgoso acto se llevó a cabo en Shilin, China.

RELATED POST