La asociación Fragile Childhood (infancia frágil) puso en marcha una campaña titulada Monster en la que tratan de reflejar cómo ven los niños a sus padres cuando estos beben en exceso. El abuso de alcohol provoca la muerte de 2.5 millones de personas al año, según la OMS.

La campaña finlandesa trata de concienciar sobre los efectos del abuso de alcohol.

Aterrorizado, un niño evita saludar a un encapuchado que lo fue a ver a un partido de fútbol. Una niña mira al infinito mientras se toma un batido acompañada de un conejo gigante y desdentado. Otro, más pequeño, contempla asustado a un encapuchado que, torpemente, trata de ponerle el cinturón de seguridad del coche.

Estas son algunas de las escenas que recrea la campaña. Su intención es reflejar la manera en que los más pequeños ven a sus padres cuando estos han bebido demasiado.

El alcoholismo es, desde 2006, la primera causa de muerte en Finlandia en personas en edad de trabajar.

Fuente: diariouno.com.ar

RELATED POST