¡El valor de la amistad!

Hace unos días, un tren atropelló y mató a un elefante en la aldea de Matari en India. Desde ese día, a diario, llega una manada de 15 elefantes al mismo sitio del accidente para llorarlo y vengar su muerte.

Los elefantes interrumpen por varios minutos el paso de los trenes y realizan destrozos en la aldea, razón que tiene preocupados a los habitantes.

Según explicaron expertos al portal RT, los elefantes regresen al lugar ya que su instinto los obliga a acudir “para intentar rescatarlo”, aunque otros aseguran que los elefantes realmente son conscientes de la muerte de su amigo, y las visitas son una forma de duelo.

RELATED POST