Es tanto lo que genera Messi en cualquier parte del mundo, que obliga a desplegar descomunales operativos de seguridad a su alrededor.

Durante la llegada del “crack” del Barcelona a Arabia Saudita para jugar un amistoso con la selección Argentina,  se llevó un enorme susto, ya que uno de los policías que lo cuidaba, llevaba una escopeta que sin darse cuenta, en un momento quedó apuntándole a la cara.

¡Tremendo susto!

RELATED POST

Comments are closed.