El trabajador egipcio de un hotel fue arrestado el pasado domingo luego que publicara un video donde aparecía desayunando, en la misma mesa, con una compañera de trabajo en Arabia Saudita.

En las imágenes aparece el hombre conocido como “Bahaa”, junto a una mujer que tenía velo, algo considerado en ese país como una clara violación a ley saudita, la cual establece que en los lugares de trabajo y restaurantes deben haber espacios separados para hombres y mujeres.

“El gobierno debe enjuiciar a quienes se atrevan a faltarle el respeto a las leyes y los sistemas saudíes, distorsionar la imagen de nuestra sociedad conservadora, y promover la degradación moral con el castigo más estricto”, fue uno de los comentarios de un usuario de Twitter sobre el video publicado.

Entre tanto, una mujer saudita. señaló que la mujer también debería se castigada, pues participó, según ella, en una “farsa”.

“Necesito entender por qué los hombres son castigados constantemente y no las mujeres. Soy un saudí y juro que quiero que la castiguen con él. Risas, comer en el lugar de trabajo… ¿dónde están tus límites?”.

El implicado en este caso consideró como exagerada la reacción de algunas personas, argumentando que sólo desayunó con su compañera de trabajo y no pasó nada más. Mientras tanto seguirá en la cárcel a la espera que le definan su situación judicial. 

El propietario del hotel de Jeddah también deberá entregar explicaciones a la justicia de Arabia Saudita del porqué su empleada incumplió con el comportamiento que deben tener las mujeres en su lugar de trabajo. Además, el empresario será interrogado por haber contratado a un hombre egipcio, algo que ellos consideran es un trabajo exclusivo de los sauditas.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST