¡Qué susto!

Emma Johnson, quiso guardar el recuerdo de la primera ida a cine de su bebé de 7 meses, pero se terminó llevando una inesperada sorpresa cuando vio la foto que tomó.

“Quise sacar una selfie porque era la primera vez que Harper había estado en el cine y me preocupé porque no hubiese nadie en el cine”, explicó Emma al diario Mirror

Incluso, cuenta Emma, que se aseguró que nadie estuviera detrás para que no dañara la foto. Luego le preguntó a una amiga que estaba en el cine si había alguien más en la parte de atrás y su amiga le respondió que no.

“Sólo cuando llegamos a casa y revisamos la foto fue que vimos el fantasma. Podía distinguir una niña y un oso de peluche al lado de ella”, agregó la mujer.

Cuando publicó la foto en sus redes sociales, muchas personas la acusaron de haberla manipulado en Photoshop, pero ella asegura que no es posible porque es un desastre con la tecnología.

Esta es la foto:

RELATED POST