A pocos días de que el actual presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, deje el poder tras ocho años de Gobierno, el mandatario contó una peculiar anécdota sobre la operación ‘Odiseo’ en la que cayó abatido el exjefe guerrillero Guillermo León Sáenz Vargas, alias Alfonso Cano.

La historia fue narrada por el mismo mandatario al periodista Yamid Amad en medio de una entrevista. Santos indicó que una persona cercana a él que se dedica a leer las cartas le dio indicios de la ubicación del exlíder de las Farc.  “Una persona muy amiga mía, muy cercana, que es medio bruja, me llamó y me dijo: Él está ahí, él está ahí, no vaya a dejar que se termine la operación’. Yo le dije: ¿‘En serio’? Me dijo: ‘Sí, sí, él está ahí’”, indicó el mandatario.

El presidente Santos señaló también que luego de recibir la llamada telefónica de la bruja le dio la orden, al en ese entonces, comandante encargado de la operación el General Juan Pablo Rodríguez de no retirar las tropas del sitio estipulado. “Yo llamé a Rodríguez, y le dije: General, insista. No vaya a retirar las tropas todavía, él está por ahí. Y efectivamente ahí estaba”.

Además, el saliente presidente de Colombia afirmó que no cree mucho en las brujas, pero que en ese momento si le resulto muy útil esa ayuda ya que era una decisión muy importante de tomar.

Cabe recordar que, la operación ‘Odiseo´ se llevó a cabo el 4 de noviembre en el municipio de Suarez, en el departamento del Cauca luego de meses de planeación por parte del Gobierno Nacional.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST