La cámara de seguridad del pasillo del hotel captó el momento en el que un hombre salió de su habitación completamente desnudo para dejar la bandeja del desayuno fuera (No sabemos el motivo…). Cuando se dio la vuelta para volver a entrar al cuarto la puerta se había cerrado.

Al hombre no le quedó otra que bajar a recepción en pelotas a por una copia de la llave.

¿Será real? No lo sabemos, pero sí es divertido.

RELATED POST

Comments are closed.