El Departamento de Policía de Phoenix, Estados Unidos, arrestó a un hombre de 30 años después de confesara que mató a su abuela de 81 años el domingo por la mañana. 

El nieto, identificado como Brandon Smith, le confesó a las autoridades que estaba frustrado porque era el único en la familia que estaba cuidando a su abuela Helen, quien sufría de demencia, reseñó el New York Post.

Según las investigaciones, ese día Brandon llevaba a su abuela al baño para ducharla, pero la anciana se orinó encima, lo que desató la furia de su nieto quien le dio un fuerte golpe en la cara dejándola inconsciente. El hombre la metió en la bañera y decidió acabar con su vida.

Fue a la cocina, tomó un cuchillo y le corto la garganta a la mujer.  

Aproximadamente a las 3:30 am, Smith llamó al 911, diciendo que Helen no estaba respirando y que parecía que alguien la había atacado.  Brandon huyó de la escena, pero fue detenido a las pocas horas.

Los documentos judiciales indicaban que los Smith habían vivido juntos en la misma casa durante unos tres años. El hombre enfrenta cargos por asesinato en primer grado.  

Fuente Sistema Integrado Digital

 

RELATED POST