Sin importar los estragos que generó la tormenta tropical Yagi en Filipinas, una novia se casó con el agua a las rodillas.

Jobel De los Ángeles, de 24 años, contrajo nupcias el sábado con el padre de sus dos hijos en medio de una tormenta que provocó fuertes inundaciones a la capital y áreas cercanas. En un video de Facebook compartido miles de veces, se ve a la feliz novia caminar con su vestido blanco por el inundado altar en compañía de sus padres.  

Después de viralizarse las imágenes, Jobel les aseguró a los medios de comunicación locales que nada iba a impedir casarse con el hombre de su vida. “Incluso si se inunda o llueve, nada puede detenerme. Solo te casas una vez, ¿lo pospondrás? Me estaba casando con el hombre que amo. Mi vestido estaba completamente mojado, pero mientras caminaba hacia el altar imaginaba que lo hacía sobre una alfombra roja”.

La novia y su pareja de siete años no esperaban mal tiempo para ese día, y aseguró que nunca consideraron cancelar la ceremonia, incluso después de que las aguas entraran a la iglesia en la ciudad de Hagonoy.

“No queríamos un nuevo horario porque ya estábamos estresados. Nuestra ciudad natal es muy propensa a las inundaciones. Ningún carro quería llevarnos a la iglesia, así que debí montarme en un bote. Lo sorprendente fue ver a los invitados allí acompañándonos”.

Muchos internautas calificaron la unión religiosa como ‘la boda del año’, lo que alegró a los ahora esposos.

Ese mismo día, una de las hijas de la pareja fue bautizada.

  Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST