Una pareja que tenían cuatro años de casados decidió visitar al médico tras sentir preocupación porque no lograban tener un hijo.  

Los esposos que viven en una zona rural de china visitaron al especialista en ginecología e infertilidad, el Dr. Liu Hongmei para averiguar si alguno de los dos tenía problemas para concebir.  

El médico contó a través de sus redes sociales que sus pacientes eran unos jóvenes de 26 y 24 años en muy buen estado físico, y que ambos le manifestaron que solían tener relaciones sexuales a menudo, pero que no lograban engendrar.

Después de ver lo angustiada que estaba la mujer, el doctor Liu considero que ella podría tener una grave enfermedad que no le permitiera tener hijos, por lo que de inmediato procedió a realizarle un examen ginecológico, pero para su sorpresa la chica aún era virgen.  

Ante este hallazgo el galeno se reunió con la pareja y los interrogó sobre cómo practicaba el sexo. Efectivamente los esposos ignoraban cómo era el modo correcto que debían hacerlo para poder procrear, ya que el experto evidenció que lo hacían por el ano.

Él les explicó verbalmente y con algunas imágenes lo que debían hacer. Un mes después, los jóvenes regresaron al consultorio del Dr. Hongmei para informarle que iban a tener un hijo.  

Liu manifestó estar sorprendió por este caso que deja en evidencia que aún hay ignorancia sobre el tema en algunas poblaciones de Asia.   

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST