Un suizo y una brasileña se conocieron en el Vaticano, y tras varios años de noviazgo, decidieron recibir la bendición de Dios en un pequeño templo situado en los jardines del hogar de la máxima autoridad de la iglesia católica.  

Luca Schafer y su novia, Leticia Vera, jamás imaginaron que en su enlace matrimonial contarían con la presencia del mismísimo papa.

La celebración religiosa que tuvo lugar el pasado 14 de julio, a pocos metros de la Basílica de San Pedro, fue realizada por Francisco, quién sorprendió a los futuros esposos, a los invitados y hasta al sacerdote que en un principio llevaría la batuta de la boda.

El padre Renato Dos Santos, comentó a los medios locales, que se conmovió cuando se encontró al papa en la sacristía. “Vi en él al verdadero párroco que cuida a las propias ovejas de la parroquia, con toda su dulzura y su ternura”, ha explicado el sacerdote en una entrevista a VaticanNews.

Luca es un guardia suizo pontificio y Leticia trabaja como empleada de los Museos del Vaticanos. Según la prensa italiana habían invitado al Papa a participar en la ceremonia por cortesía, pero no se esperaban que fuera.

No es la primera vez que el papa Francisco celebra una boda.  En septiembre de 2014 presidió el matrimonio de 20 parejas en la Basílica de San Pedro y en julio de 2016 casó a una pareja de jóvenes sordos en la capilla de la Casa de Santa Marta. Además, el pasado mes de enero aprovechó un trayecto en avión en Chile para celebrar el enlace de dos tripulantes de la aerolínea Latam.  

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST