Aunque tu cuerpo es perfecto, a veces parece no estar de tu lado, y uno de esos momentos es cuando justo después del almuerzo sientes que no puedes mantener los ojos abiertos. La razón es científica y la culpa es de tu organismo. Aquí te contamos lo que sucede en tu cuerpo cuando ataque el incontrolable sueño alcalino y te enseñamos a evitarlo.

RELATED POST