Ben y Jackee Belnap ahorraron durante un año para comprar el abono de la temporada de fútbol. Sin embargo, de repente, el sobre con el dinero desapareció.

Leo, su hijo de dos años, lo encontró y, como lo informó USA Today, lo metió en una trituradora de papel.

A través de su cuenta de Twitter, el padre compartió la noticia.

 

“La mayoría de los padres dicen “el niño rayó con crayón las paredes” o algo, nunca escuché que un niño destrozara uno de los grandes”, manifestó Ben.

“Durante unos cinco minutos simplemente lo digerimos, no hablamos. No sabíamos qué hacer y luego rompí el silencio y me dije: “bueno, esto será una gran historia algún día””, sostuvo Jackee, la madre del pequeño.

Pero.. no todo son malas noticias. El Departamento de Tesorería de Estados Unidos aseguró que la pareja podría recuperar parte o todo el dinero, sin embargo, el proceso podría tardar hasta dos años.

Fuente RCN Radio

RELATED POST