Una chica de 23 años, identificada como Agnieszka Giza, fue encontrada sin vida en su residencia en Inglaterra. Según informaron los medios locales, la mujer se habría ahorcado delante de su pequeña hija de tres años.  

Las investigaciones indicaron que Giza tuvo una fuerte discusión con su novio y padre de su hija, Marek Goralczyk, porque este no la quiso llevar a un concierto al que solo asistirían él y sus amigos.

Marek reveló que luego de salir de su casa, continuó discutiendo con su novia por Whatsapp, y que ella le dio un ultimátum de regresar de inmediato a su hogar porque creía que él la engañaba con otra mujer.  

Agnieszka quería ir a ese concierto, pero como mis amigos no llevarían a sus novias le dije que prefería ir solo. Ella pensó que la estaba engañando, y tras discutir por un buen rato, mi teléfono celular se apagó. Bebí un poco por lo que decidí quedarme en casa de uno de mis amigos y allí me quedé dormido”.

El cuerpo de la mujer fue encontrado al otro día por dos obreros que llegaron a su casa alrededor de las 8 de la mañana con la intensión de reparar una puerta. El sargento David Wood, quién estuvo a cargo de la investigación explicó que los hombres al tocar por varios minutos y escuchan el llanto de la niña, sospecharon que algo estaba mal.   

“Al tocar el timbre no recibieron una respuesta de Agnieszka y se quedaron tocando durante cinco o diez minutos más. Se preocuparon porque escucharon a su hija llorar, por lo que decidieron mirar a través de una ventana y gritar el nombre de la mujer, y la niña les respondió que su mamá estaba en casa”.

Uno de los obreros conocía a un amigo de Giza y lo llamó para alertarlo de lo que sucedía. El hombre llegó de inmediato al lugar y abrió la puerta con un cincel. Fue entonces cuando vieron a Agnieszka muerta.  

Los resultados forenses arrojaron que la chica estaba bajo los efectos del alcohol cuando se ahorcó.  

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST