Un perro disfrutando de su último plato de comida antes de ser sacrificado por un cáncer terminal, es el éxito del momento en las redes sociales.

Lennox es el nombre de este boxer que disfrutó la cena sin saber qué sería la última de su vida.

Aunque pareciera triste la noticia, la familia del perro aseguró que quieren todo lo contrario.

“Este artículo no está destinado a ser triste de ninguna manera. (Lennox) Vivía como dueño absoluto de toda su vida! Y la comida refleja eso!”, escribió un cercano al dueño de Lennox, según informa el Huffington Post.

 

RELATED POST

Comments are closed.