Una niña nació en medio de un trágico accidente de tránsito, en la que su madre perdió la vida al ser aplastada por una carga de madera del camión en el que se trasladaba.

El terrible accidente se produjo el pasado jueves en la carretera que une Sao Paulo y Curitiba, en Brasil. A los pocos minutos del siniestro, se presentaron rescatistas y las autoridades para darle los primeros auxilios al conductor y para levantar el cuerpo de la mujer.  

Uno de los paramédicos que se encontraba en el lugar le aseguró al diario brasileño ‘A Tribuna’, que se sorprendió al escuchar el llanto de un niño bajo los escombros que dejó el accidente. De inmediato inició su búsqueda. El infante que resultó ser una niña estaba aún conectada a su madre por el cordón umbilical.  

Según las investigaciones, la mujer identificada como Ingrid Irene Ribeiro de 20 años de edad, se acercó hasta la carretera y le pidió al conductor de un camión que la llevara hasta Sao Paulo. Por razones aún desconocidas, el vehículo se volcó y la joven mujer salió por una de las ventanas y terminó siendo aplastada por la carga.  

Elton Fernando Barbosa, el médico que halló a la bebé narró cómo fue la experiencia de encontrarla con vida. “Era un accidente grave y había información de una persona muerta. Al llegar, vi que el conductor estaba herido, pero era atendido por el equipo básico, seguí para buscar a la víctima fatal que estaba bajo la madera, cuando oí un llanto de un bebé”.

Barbosa relató, al quitar parte de la madera, encontró el cuerpo de la mujer bastante herido, pero la bebé lloraba en medio de la sangre. Rápidamente, él liberó el cuerpo, cortó el cordón umbilical y de inmediato la traslado al hospital en ambulancia. “Ella estaba perfecta, sana, sin un rasguño. Podemos decir que, en esas circunstancias, fue realmente un milagro que haya sobrevivido.”

 Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST