El paracaidista profesional estadounidense Luke Aikins se convirtió este sábado en la primera persona en ejecutar una caída libre desde un avión sin contar con traje aéreo o paracaídas.

Aikins, de 42 años de edad y que estuvo preparándose desde hace año y medio, saltó desde una altura de 7.620 metros y cayó sobre una red que estaba suspendida entre dos grúas, ubicadas en California, Estados Unidos.

El tamaño de la red tendría un tamaño aproximado de un tercio de un campo de fútbol, y se ubicó a 20 pisos de altura, a fin de que amortiguara a Aikins sin que este rebotara.

Presten atención a la ciencia y a la matemática detrás de esto, y les mostraremos lo que es posible“, declaró Aikins antes de saltar.

El hombre cuenta con un historial de más de 18.000 caídas libres y se interesó por realizar esta hazaña hace varios años, cuando empleados de Hollywood conversaban sobre un programa de dobles de acción y precisaban a alguien que quisiera probar un descenso similar.

RELATED POST