Ocurrió en un zoológico de Japón, un león se olvidó que los separaba un vidrio y atacó al niño.

RELATED POST