Danny, un cachorrito de apenas cuatro meses de edad es el afortunado en esta historia.

Una pareja de estadounidenses rescató de las calles de Texas a Danny luego de verlo como se pegaba contra las paredes debido a que no podía ver bien por culpa de unas cataratas.

La historia la conoció la organización Austin Humane Society que se encargó de pagar todos los gastos de la operación.

Unos minutos después de salir del quirófano, Danny no pudo ocultar su curiosidad al ver bien por primera vez.

¿Quieres ver su reacción? Mira este VIDEO

RELATED POST