Aunque parezca mentira es real.

Xiaolian, un joven de 22 años sufrió hace unos meses un accidente y tuvo que ser sometido a un tratamiento donde terminó perdiendo la nariz.

Los médicos decidieron realizarle un injerto utilizando cartílago de sus propias costillas para crear una nueva nariz, que se puso en la frente del joven para que apenas esté desarrollada, ubicarla en el lugar que debe estar.

Varias personas han recordado a los Snorkels, figuras de ficción que contaban con una nariz en su frente para respirar.

RELATED POST