La foto ya causa indignación en el mundo.

Un padre acostado en el sofá, mientras su hijo está colgado a la pared pegado con cinta, ha hecho que busquen al hombre para castigarlo por violar los derechos del niño.

La imagen fue calificada como “inhumana y cruel” por los defensores de los derechos humanos en Arabia Saudita, país donde fue tomada. Algunos aseguran que este hecho está en contra de las creencias del Islam.

RELATED POST