El mes pasado un holandés pidió ante la corte de  Arnhem que cambiaran formalmente su fecha de nacimiento, alegando que su edad real no reflejaba su estado emocional, y que además, le ocasionaba dificultad en lo laboral y las relaciones sentimentales.

El hombre identificado como Emile Ratelband afirmó que no se sentía de años 69, y expresó a los medios locales que su solicitud era coherente como otras formas de transformación personal que ganaban aceptación en todo el mundo, es decir, como el derecho a cambiar de nombre o género. 

Sin embargo, un tribunal  ha rechazado la solicitud de Ratelband  quien quería tener 49 años legalmente. En una decisión divulgada este lunes, la corte aseguró que cambiar la edad del hombre podría generar conflictos legales y sociales.

“El Sr. Ratelband tiene la libertad de sentirse 20 años más joven que su edad real y actuar en consecuencia. Pero enmendar su fecha de nacimiento causaría que 20 años de registros desaparecieran. Esto tendría una variedad de implicaciones legales y sociales indeseables”, explicó mediante un comunicado de prensa el tribunal.

El juzgado también aclaró que reconocía “una tendencia en la sociedad para que las personas se sientan en forma y saludables por más tiempo, pero no lo consideró como un argumento válido para modificar la fecha de nacimiento. Existen otras alternativas disponibles para desafiar la discriminación por edad, en lugar de modificar la fecha de nacimiento de una persona”.

Ratelband no se dejó intimidar por el rechazo de la corte y prometió apelar. “¡Esto es genial! El rechazo de la corte es positivo porque nos dan todo tipo de ángulos donde podemos conectarnos cuando vamos a una apelación”.

Fuente
Sistema Integrado Digital

RELATED POST