Una mujer de 27 años de edad acudió a una cita con una ginecóloga en el centro de salud de Chieti, región italiana de los Abruzos, sin llegarse a imaginar que esta no la atendería argumentando que estaba pasada de kilos. 

Asombrada por lo que estaba diciendo su ginecóloga, la paciente decidió poner el caso en conocimiento de las autoridades para que tomen las medidas correspondientes. 

Al llegar la Policía tomó la versión a ambas mujeres. La mujer, madre de familia, aseguró que la doctora le dijo que no la atendería porque tenía sobrepeso y no le podía ver el útero.

La ginecóloga se negó a verme diciendo que estoy demasiado gorda, que antes debo adelgazar, que no conseguiría ver el útero. Me ha dicho que me haga primero una ecografía pero todo esto con un tono irritado que me ha herido, humillado”, indicó la mujer al diario italiano La Repubblica.

Ante dicho incidente la mujer anunció que tomará medidas legales contra el centro de salud de Chieti, a pesar que el resto del personal médico fue amable con ella y le dieron otra cita con un ginecólogo.

El  asesor de la Azienda Sanitaria Locale (AZL) no pasó por alto este hecho y emitió un comunicado lamentando lo sucedido, prometiendo que investigarán lo sucedido con la ginecóloga

“Expresamos pesar por lo sucedido. El personal de la estructura fue sometida inmediatamente a disposición de la mujer, dando su apoyo emocional y fijando con rapidez una nueva cita prevista para el viernes, con otro ginecólogo. En cualquier caso se está realizando un análisis en profundidad para verificar con precisión lo que sucedió “, decía el comunicado.

En días pasados se presentó en Milán (Italia) un hecho donde un médico le informó a un paciente que su esposa de 77 años de edad, que padecía cáncer, había fallecido pero que era “bastante con la vida vivida”.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST