Después de solo 48 horas de la Tierra sin humanos, la electricidad se apaga para siempre, las mascotas empiezan a morir de hambre o ser devoradas por depredadores mayores, animales salvajes empiezan a colonizar las ciudades, mientras incendios e inundaciones contribuyen con la destrucción.

Los años siguen pasando y las grandes obras de la humanidad empiezan a colapsar gracias al congelamiento y la oxidación. La naturaleza vuelve a adueñarse del planeta, y luego de miles de años, solo la basura, el plástico y el rastro radiactivo, serán las señales de nuestro paso por la Tierra.

RELATED POST