¡Así o más demalas!

Esta historia es de esas en las que no se sabe si reír o no creer.

Una mujer de Tres Arroyos, Argentina, cansada de los robos, se llevaba el televisor para el trabajo todos los días y así evitar que amigos de lo ajeno se lo llevaran.

El martes pasado, cansada de llevarlo, decidió dejarlo pero con tan mala suerte que cuando llegó ya no estaba. Los ladrones se lo habían robado.

La víctima fue identificada como Verónica Ibarra, quien ya tiene cinco robos más en pocos meses, según informó el portal lu24.com.ar.

Sin duda el nuevo LCD se lo llevará todos los días al trabajo.

RELATED POST

Comments are closed.