Un abuelo galés que estaba de vacaciones en Australia se ganó el calificativo de “héroe” por haber luchado con un tiburón que nadaba en dirección a un grupo de niños en una playa de Queensland.

Paul Marshallsea, de 62 años y oriundo del poblado rural de Merthyr Tydfil, corrió hacia el tiburón arenero de dos metros de largo y lo tomó de la cola para evitar que atacara a los niños.

Después de pelear por varios minutos, logró sacar al animal del agua.

El incidente ocurrió este fin de semana en la playa Bulcock Beach, muy popular con turistas extranjeros y locales.

Marshallsea dijo que estuvo muy cerca de ser atacado en la pierna por el tiburón, que intentó arrancarle partes del músculo.

“Cuando logré agarrarlo en aguas más bajas, se dio vuelta y trató de atacarme en la pierna. Por poco me arranca una, pero en un segundo logré desviarlo”, agregó el galés.

Tras el incidente, los servicios de guardacostas australianos indicaron en un comunicado: “No recomendamos luchar con los tiburones, pero lo que hizo este caballero fue una gran labor”.

En los últimos meses, los tiburones areneros fueron responsables de unos seis ataques a humanos y botes, uno de los cuales terminó con una persona fallecida

RELATED POST

Comments are closed.