El incidente ocurrió en la ciudad de Rivne, oeste de Ucrania. Según la abuela, se encontraba sola en su habitación y se inclinó demasiado cuando fue a cerrar la ventana. Para su suerte quedó colgando de uno de los soportes del condensador y reunió las fuerzas necesarias para aguantar y esperar la ayuda, indica el portal actualidad.rt.com.

Los vecinos informaron al servicio de socorro local sobre el acontecimiento, que se produjo en el cuarto piso del edificio. Los rescatistas tardaron unos minutos para llegar con escaleras y cuerdas.

Uno de los socorristas sujetaba a la anciana, mientras que el otro estaba tratando de arrastrarla hacia el interior del apartamento. Minutos más tarde, llegó un camión de bomberos con una escalera más. Finalmente los tres hombres consiguieron dejar a la mujer en su habitación sana y salva.

Toda la operación duró menos de diez minutos. Los médicos examinaron a la rescatada y dijeron que se encontraba en perfecto estado.

Fuente: diarioregistrado.com

RELATED POST