El que haya terminado una relación sentimental o no haya “espiado” el Facebook o twitter de su expareja que tire la primera piedra.

Con los avances de la tecnología, hasta las relaciones amorosas han cambiado, ya no se escriben cartas sino publicas en el muro de Facebook, ya no mandas un SMS sino un DM en twitter, pero el problema aparece cuando todo se acaba y te sigues enterando de lo que pasa con él o ella.

Un reciente estudio de la Universidad de Brunel en Londres confirmó lo que todos sospechabamos: entre más revisemos el perfil de Facebook o cualquier red social, menos posibilidades tendremos de superar la “tuza” que nos ha dejado.

El informe se realizó luego del estudio de 464 usuarios de Facebook que fueron evaluados sobre su recuperación luego de terminar la relación sentimental.

El análisis dejó como resultado, que más de la mitad de las personas revisaron los perfiles o imágenes de la pareja actual del o de la ex novia.

Uno de cada tres admitió haber puesto fragmentos de canciones como indirectas a su ex, ya sea para atraerlo de vuelta, como para herirlo, o bien haber posteado comentarios para darle celos.

La conclusión es que “stalkear” al ex alarga la depresión y no permite un proceso de recuperación.

RELATED POST