Luego de la nevada más reciente que se produjo en el Reino Unido, unos bomberos se encontraban en un río haciendo su trabajo cuando un grupo de jóvenes decidió lanzarles bolas de nieve, pero los jóvenes no contaban con la reacción de ellos. Mejor es pensarlo dos veces antes de molestar a un bombero.

RELATED POST