La reconocida cadena de restaurante KFC estaría intentando todas las formas para atraer a más clientes en Hong Kong. Junto al gigante de mercadeo Ogilvy & Mather, creó un esmalte de uñas con sabor a pollo.

Para usarlo, los consumidores deben aplicarlo en las uñas, dejarlo secar y luego “lamer una y otra vez”.

RELATED POST