En una estación de Madrid, usuarios que esperaban un tren escucharon cómo este llegaba, abría sus puertas y arrancaba, pero nunca avistaron el vehículo.

(MIRE TAMBIÉN: Lina Cardona es una gran investigadora)

Distintas personas se mostraron confundidas y con miedo ante el hecho, y sin saber cómo reaccionar.

Sin embargo, todo se trató de una técnica publicitaria de Sony Pictures para promocionar el próximo estreno de Cazafantasmas; para ello instalaron 40 altavoces y un programa de sonido progresivo que simularía los efectos del tren.

RELATED POST