La ciudad de Burgos (Castilla y León, norte) logró este domingo el récord Guiness de la morcilla cocida más larga del mundo con 175 metros, en el marco de los actos como capital española de la gastronomía, que ostenta esta capital en 2013.

Más de 400 voluntarios han participado en la elaboración y posterior cocción del embutido, que supera en 25 los 150 metros que había exigido como mínimo la organización del “Récord Guiness”, al no haber precedentes anteriores.

Ya antes de su cocción, la morcilla había batido otro récord también de longitud al alcanzar los 187,2 metros.

Los cocineros que ha elaborado la morcilla han utilizado 220 metros de tripa natural de vacuno y para el relleno 130 kilos de cebolla, 50 kilos de arroz, 40 kg de manteca de cerdo, 40 litros de sangre de cerdo, 7 kilos de especias y 3 de sal.

La morcilla ha tenido que cocerse en una olla especialmente construida para la ocasión y después de que un notario tomara acta de su elaboración se ha cortado en porciones que se han vendido entre el público que ha asistido al acto.

La cantidad recaudada por la morcilla será para la Cruz Roja y para la asociación Aspanias, que ayuda a personas con discapacidad intelectual. AFP

RELATED POST