Estaba todo planeado al milímetro, la idea era entrar a la farmacia, dar el palo y salir corriendo. Pero los tres ladrones no contaron con la posibilidad de que en el interior del local podría haber un policía… Ocurrió en la localidad italiana de Cerignola.

RELATED POST

Comments are closed.