Bajar de peso y mantenerse en forma es el sueño de miles de personas en el planeta. Algunos se someten a fuertes jornadas de ejercicio en el gimnasio, otros optan por seguir rigurosas dietas… En fin, métodos, formas y maneras para perder peso hay por montón, sin embargo, ¿es el sexo una de ellas?

Expertos en el tema como la escritora estadounidense Kerry McCloskey, afirman que por medio de diferentes ejercicios sexuales se pueden quemar cientos de calorías. En su libro ‘The ultimate: sex diet’ (La dieta del sexo), cuenta que gracias al acto sexual perdió diez kilos.

Por otro lado, el médico francés Pierre Durand lanzó en 2011 su libro ‘Adelgaza haciendo el amor’, en el cual sostiene que con ayuda de una dieta balanceada y una vida sexual activa, se puede mantener en forma de una manera muy placentera. De acuerdo con Pierre, en un acto sexual de veinte minutos y dependiendo de la dificultad de las posturas sexuales, se pueden llegar a quemar aproximadamente 200 calorías. Si se es juicioso y constante, en tres meses podría estar bajando de tres a seis kilos.

¿El sexo es el ejercicio más placentero?

Así como hay expertos a favor de ‘la dieta sexual’, también hay muchos otros que están en contra, así como quienes se declaran en el medio, es el caso del médico en salud sexual de la Clínica Marly, Fernando Rosero Mera (@RoseroMera). En diálogo con LA FM, el experto expresa:

“La dieta sexual hace referencia a que durante la actividad sexual, dependiendo un poco de la duración de la misma, de las posiciones que se realicen, de la frecuencia o el número de relaciones sexuales que se tengan en determinado tiempo, se estima que una persona pueda llegar a perder peso”.

Sin embargo, el médico tiene sus discrepancias, así como varios colegas. Rosero Mera explica entonces que si bien es cierto que la actividad sexual genera un consumo de energía en función de lo anteriormente mencionado, esto no quiere decir que siempre sea así. 

“Si uno mira los estudios sobre la actividad sexual, generalmente el acto en sí está por debajo de esos veinte o treinta minutos que se plantean; en promedio está alrededor de los siete minutos y en una actividad cardiorrespiratoria  de esta duración no es mucho lo que se pueda quemar”, expresa el especialista.

En este orden de ideas, es verdad que se consume más energía en la medida que las posturas sexuales son más demandantes o requieren de un nivel de dificultad importante. Es decir que si usted está acostado o haciendo la función de ‘vaca muerta’, va a quemar menos energía que si está arriba cual ‘vaquerita’ o haciendo posiciones más extremas.

Sin embargo, según Rosero Mera, es muy difícil equiparar la actividad sexual con la que pueda desarrollarse en el gimnasio, “si ya de por sí te dicen que hay que hacer ejercicio dos o tres veces al día durante una hora,  imagínate la cantidad de actividad física que habría que hacer en referencia a la cantidad de calorías que tendrías que quemar . No creo que se pueda alcanzar eso”.

Como conclusión se puede decir que sí, el sexo ayuda a quemar calorías, sin embargo, no es suficiente para considerarlo el método perfecto, único o el más eficaz para perder peso.

De acuerdo con el experto, en primer lugar, desde el punto de vista médico o científico está demostrado que la actividad física, incluida la sexual definitivamente quema energía y en la medida en la que tengas una actividad frecuente hay un impacto en el factor psicológico al disminuir el estrés, la ansiedad y fortalecer el vínculo con nuestras parejas. 

“En segundo lugar, con el sexo aumentamos la frecuencia cardíaca, que sabemos nos va a favorecer y ayudará a evitar que tengamos complicaciones en ese campo. Tercero el sexo produce una liberación de sustancias como las endorfinas, las cuales benefician varios aspectos, en este caso, nos quitan el dolor. Por otro lado, la secreción por el sudor y los estrógenos hacen que la piel se ponga más bonita. Por último, en el campo cerebral, nos ayuda a mejorar la memoria, pero todo esto, hace parte de los beneficios generales”, concluye Fernando Rosero Mera.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST