En Córdoba, Argentina, Carlos Duarte presentó a un establecimiento su currículo hecho a mano en una hoja de cuaderno, en búsqueda de un de empleo que le ayudara a cubrir sus necesidades.  

Eugenia López, una de las empleadas del establecimiento, le respondió amablemente a Carlos que por el momento no estaban necesitando a nadie para que trabajara en este sitio, pero que dejara su hoja de vida de todas formas.  

En ese momento Carlos sacó un cuaderno, arrancó una hoja y escribió sus datos personales, entre ellos: formación académica, su número de contacto, su experiencia laboral y finalizó su escrito con la frase ‘Disculpe lo impresentable de la hoja’.

Eugenia recibió el pedazo de hoja de cuaderno con los datos de Carlos y se la llevó a su jefe, a quien le enfatizó que sería bueno que se le tuviera en cuenta en el futuro para un empleo en este sitio.  

López le tomó una foto al pedazo de hoja de cuaderno y la publicó en su perfil de Facebook con el siguiente escrito:  

– ¿Hola, ¿cómo estás?

-Te molesto un segundo para hacerte una consulta, ¿están tomando gente?

-Porque yo estoy buscando trabajo, me dijo este joven bien educado que esperó su turno para que lo atienda con tranquilidad y estaba bien prolijo.

-Buen día, por el momento no, pero podes dejarme tu CV (Curriculum Vitae), si tu quieres.

-Lo qué pasa es que no tengo ni para imprimir.

-No te preocupes, toma asiento en esa mesa que están mis cosas y escríbelo, te doy una hoja.

-! No¡, yo traje un ‘cuadernito’ y lapicera, gracias.

-Y así quedó de prolijo su CV:

“Le puse carita Feliz para cuando necesitemos gente. Qué importa que no tenía para imprimir, si lo que lo que quiere y lo que necesita es trabajar”, dijo ella.

La publicación de Facebook ha tenido más de 6.600 reacciones. Además, ha sido compartido alrededor de 5.800 veces y ha recibido al menos 48 comentarios de los usuarios. Muchos congeniaron con el gesto de Eugenia y otros compartieron CV de Carlos para ayudarlo a conseguir empleo.

Fuente Sistema Integrado Digital

RELATED POST