¿Curiosidad?

Un oso polar fue captado olfateando y detallando cada parte de una camioneta en Alaska. Fue tal la curiosidad del animal, que hasta se metió a la parte trasera para “investigar”.

Haz click –> acá <– para ver las fotos

Luego de mirar de que se trataba, el oso de más de dos metros de altura y 150 kilos,  se paró frente a la ventana del conductor como si esperara entrar ahí también.

Esta increíble secuencia se dio en la isla Barter, situada en la costa ártica de EEUU, en el estado de Alaska, por el fotógrafo Steve Kazlowski

 

RELATED POST