A nadie le gusta ser criticado por lo que hace, pero ponerse bravo de la forma que lo hizo esta estudiante, ya es increíble.

La joven estudiante sometió su obra de arte a un análisis crítico frente a sus compañeros, pero cuando escuchó lo que le dijeron irrumpió en un ataque de ira que sorprendió a todos los asistentes.

¡Esto es una mi**da! ¡Siento haber perdido tanto tiempo en este puto proyecto!”, decía mientras se desquitaba con la pintura.

Después del desahogo, se retiró sin decir mayor palabra.

RELATED POST