¿Le dan asco los inodoros? ¿Cree que son ‘fuente’ de innumerables bacterias? Si su respuesta es afirmativa le sorprenderá saber que un objeto presente en las aulas escolares es 400 veces más sucio que los sanitarios.

De acuerdo a un estudio adelantado por PHS Serkonten, una empresa de soluciones higiénicas, los pupitres de los salones de clase presentan una suciedad superior que los inodoros. ¿La razón? Los inodoros son limpiados habitualmente con productos de aseo que desinfectan la zona.

Según advierte la empresa, el 70% de la suciedad en los salones proviene de la suela de los zapatos y por lo tanto aconseja aplicar productos aptos para la limpieza de madera (u otros materiales de los pupitres) con el objetivo de combatir los microbios presentes en el ambiente.

El estudio también señala que la suciedad de los pupitres y el hecho de que solo el 22% de los estudiantes y profesores se laven las manos en las instalaciones educativas, influencia en un 60% el contagio de enfermedades en menores de seis años.

Controlar los residuos, combatir el polvo y visibilizar instrucciones para la higiene personal, hacen parte de las sugerencias para evitar la suciedad.

 

RELATED POST