A medida que maduramos nuestro círculo de amigos es cada vez más exclusivo y reducido, pero si durante su vida se ha caracterizado por tener pocos amigos, probablemente se deba a que es un genio en potencia y no lo sabía.

Lo confirman recientes estudios que han demostrado que las personas con un intelecto alto no necesitan muchos momentos de socialización en su vida y disfrutan y aprovechan  más de su tiempo solos, que aquellos momentos compartiendo con personas.

 

RELATED POST