Un repartidor de pizza fue sorprendido por una de las cámaras de seguridad de un ascensor, comiendo todas las aceitunas de la pizza que estaba por entregar.

Al parecer, el cliente había pedido la pizza sin aceitunas y se equivocaron, por lo que el repartidor se apuró para reparar el error de sus compañeros.

Fuente: Diarioregistrado.com

 

RELATED POST

Comments are closed.