Los usuarios de Internet se han sorprendido por este video, donde a un soldado ruso, en medio del campo de batalla, le sacan de la cabeza una bala o un fragmento de metralla con alicates. Así, el “paciente” sonríe felizmente a la cámara.

Justo sobre las cejas hay una pequeña pieza de metal incrustada en la frente. Un compañero del soldado empieza a sacar la bala con unas corrientes pinzas metálicas, pero no lo consigue a la primera. Durante el proceso el soldado solo frunce el ceño y dice: “No me duele nada. Como si simplemente me tiraran de la piel”.

Fuente: http://actualidad.rt.com/

RELATED POST

Comments are closed.